La principal consecuencia del cambio climático es el calentamiento global, es decir, el aumento de la temperatura del planeta provocado por las emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero derivadas de la actividad del ser humano, provocando variaciones en el clima que de manera natural no se producirían. Aunque también contribuyen al calentamiento de la tierra las siguientes acciones:

  • La deforestación
  • La destrucción de los ecosistemas marinos 
  • El aumento de la población